Aventuras y Desventuras

En estos días el llamado conflicto vasco está tomando una dimensión desconocida hasta ahora por las prisas existenciales que le ha entrado a la parte más “abertzale” del PNV.

A si que creo que alguien debería advertir a los impacientes nacionalistas de algunas consecuencias que creo no han tenido en cuenta a la hora de elaborar la hoja de ruta marcada por los pactos de LIzarra, firmados con los terroristas, propuestos por el trío calavera Ibarretxe-Egibar-Arzalluz y finalmente asumida por el partido (o al menos por una parte importante del mismo)

Las consecuencias son lógicas y sólo la ceguera política y la radicalidad en la que están instalados, les impide verlas.

En primer lugar el Gobierno de la Nación (de la Nación Española claro) NO PUEDE asumir el papel de interlocutor bilateral que le propone Ibarretxe, por eso Zapatero le dice una y otra vez que busque primero acuerdos ENTRE DIFERENTES en Euskadi y después SIGUIENDO LOS CAUCES LEGALES debatirlo con todos los demás.

Como parece obvio que el PNV se ha metido en un callejón sin salida y que sin duda van a llevar a cabo sus pretensiones de superar la Ley por las bravas, el Estado tendrá que tomar la iniciativa y actuar de acuerdo a los mecanismos legales previstos para éstos casos, llegando si fuera preciso a la supresión de la autonomía.

Este escenario es poco probable, pero si posible. Lo más probable es que Ibarretxe no consiga la atención que reclama del presidente del gobierno y que tampoco consiga sacar adelante su proyecto en el Parlamento de Vitoria, por tanto se verá obligado a adelantar las elecciones vascas con la más que probable derrota a cargo del PSE, aunque quizá sin suficiente apoyo como para gobernar en solitario.

Por tanto, al PNV le quedan tres alternativas:

1. Acordar con el PSE el próximo gobierno vasco y mandar a Ibarretxe al paro.

2. Entrar por el aro y rectificar las pretensiones a favor de una negociación entre los partidos políticos vascos para la reforma del Estatuto de Autonomía.

3. Cumplir la Ley por la fuerza, asumiendo una posible suspensión de la autonomía.

Ahora sólo queda ver que va a pasar. Si Zapatero da el golpe en la mesa o si el PNV vuelve al cauce del que nunca debió salir.

Anuncios

~ por davichu en mayo 11, 2008.

4 comentarios to “Aventuras y Desventuras”

  1. Espléndido post Davichu, la pena es que es inútil darle razones a los irrazonables.

    Dices que no puede el “gobiernodeespaña” ser interlocutor bilateral, será cierto, pero qué hay de malo en fundar un nuevo sistema democrático que se resuma en la verdadera tesis de Ibarretxe: “Soy el lehendakari de todos los vascos y la de todas las vascas, luego puedo decidir a diario lo qué les conviene a unas y a otros”.

    Ahora en serio, en todas tus premisas el PNV pierde, por lo que sólo le queda la salida de intentar repetir lo del año 2001 y que los etarras les voten. Creo que ya no les votarán y ni siquiera en ese caso serán mayoría.

    Alguien debiera ver que esa estrategia les lleva a ser oposición muchísimos años, puesto que una vez perdida la centralidad y el miedo de los subvencionados, les costará volver al poder y alejarse de los etarras.

    Salud

  2. Pues espérate, que aún hay una cuarta opción: que el PSE deje a Ibarretxe seguir adelante, y luego propugne la abstención en la hipotética consulta.

    Si yo fuera Ibarretxe, tendría claro que ésta sería la peor de las opciones.

  3. Perdón, donde dije PSE, quería decir Zapatero. Y que el PSE propugnase la abstención.

  4. Señor gsantamaria, es un honor tenerle por aqui, gracias por su comentario y bienvenido.

    Sr. Rubín, es verdad que es muy dificil mantener un debate productivo con los nacionalistas, pero ahí está el reto.

    En las hipótesis que expongo el PNV pierde, quizá me pierde el deseo, pero creo que ahora es el momento de que el nacionalismo pase a la oposición, es el aire fresco que le hace falta a Euskadi. La posibilidad de que pesquen en el caladero etarra es absolutamente imposible, el “abertzalismo” tiene intereses contrapuestos como no puede ser de otra forma dada la caracteristica principal del nacionalismo vasco, el ensimismamiento.

    En cuanto a lo que comenta el Sr. gsantamaria, recordemos que la abstención sólo les vale a los nacionalistas, a los demás sólo nos cuentan los votos. En todo caso si se llegara a esa situación sería porque alguien más se habría puesto al margen de la Ley, y ya son demasiados delincuentes para un país tan pequeño.

    Saludos y muchas gracias por sus comentarios que enriquecen este pequeño espacio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: