La Hora de los Valientes

cadenas-rotas1

Otro muerto más sobre el mojado asfalto de Euskadi.

¿Cuántas veces hemos visto esa imagen en los últimos 40 años? ¿Cuántos muertos más? Al parecer no son suficientes para nuestra sociedad. Al parecer no.

¿Qué asesinado será la gota que colme el vaso? …¿Quizá algún muerto nacionalista? ¿Quizá alguien cercano al llamado “soberanismo” ? Esto no lo sabemos hoy.

Hoy lo que sabemos es que los malnacidos, han vuelto a descerrajar dos tiros en la cabeza de un ciudadano, esta vez de un empresario. Ayer de un militar, antes de ayer de un empleado de cabina de autopista, el otro día de unos niños en un cuartel de la Guardia Civil…

Hoy lo que sabemos es que ha muerto un empresario que estaba construyendo la infraestructura más importante que se ha construido jamas en el País Vasco, la llamada “Y” vasca que unirá más tarde o más temprano las tres capitales vascas con el resto de España y de Europa.

Hoy sabemos que los malnacidos no necesitan escusas para matar en nombre de cualquier causa que ellos quieran imponer a la sociedad, ya sea la “liberación de Euskal Herria” o ya sea la “protección del medio ambiente y de la naturaleza”. No necesitan escusas, ellos tienen el poder sobre las mentes de jóvenes tarados a los que fanatizan y llenan de odio irracional a base de mentiras alimentadas desde el llamado “nacionalismo democrático” que hoy condena pero que mañana aprueba ayudas millonarias para las familias de los descerebrados para que éstas les visiten en cualquier cárcel de España.

Eso es lo que sabemos, el nacionalismo vasco ha de reflexionar profundamente, sobre todo a partir de hoy. Si, a partir de hoy porque una de las almas del PNV, la del nacionalismo de los negocios, ha sido golpeada. Ignacio Uría Mendizabal era consejero delegado de una de las empresas concesionarias de las obras del T.A.V. y como todo el mundo sabe, éstas obras las pagamos todos los españoles, pero es el gobierno del tripartito vasco quién gestiona la obra, es decir, quién otorga a empresarios de su cuerda (Ignacio Uría pertencía al entorno del PNV.) la ejecución de la misma.

Son muchos miles de millones los que están en juego, el nacionalismo de los negocios lleva décadas beneficiándose de su victimismo y hoy, desgraciadamente, ha pagado con la vida de uno de sus oligarcas el precio de tantos años de jugar con fuego.

Desde aquí pido que todas las organizaciones ecologistas de verdad, se desmarquen de cualquier iniciativa que se tome desde el ámbito etarra en contra de la construcción del T.A.V. si no lo hacen serán complices de éste asesinato.

También desde éste rincón pido al nacionaslimo vasco no soberanista (Si, ¡existe!) que rompa con la otra parte, la del nacionalismo radical, excluyente y fanático.

Es la hora de los valientes.

Ignacio Uría Mendizabal, tenía 70 años. D.E.P.

Anuncios

~ por davichu en diciembre 3, 2008.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: